13
julio
2016

Desde la Inspección Provincial de Trabajo y Seguridad Social de Cantabria, y en coordinación con el Servicio Cántabro de Empleo, van a desarrollarse a través de una serie de visitas selectivas a los centros de trabajo por parte de los inspectores pertenecientes a la primera de ellas, actuaciones tendentes a verificar y comprobar el cumplimiento de las obligaciones empresariales con respecto a la integración laboral de personas con discapacidad.

 

Entre las comprobaciones a llevar a cabo está la del cumplimiento de la reserva del 2 % de los puestos de trabajo para trabajadores con discapacidad en las empresas que empleen a 50 o más trabajadores, o bien y en su caso, la aplicación de medidas alternativas, debidamente autorizadas, en los casos de imposibilidad de cumplimiento de esta reserva. Adicionalmente, se requerirá la comunicación formal a la Oficina de Empleo de la provincia en la que la empresa tenga su sede social, así como de las provincias en donde se tenga centro de trabajo, de la relación detallada de los puestos de trabajo ocupados por trabajadores con discapacidad así como de aquellos, que por sus especiales características, queden reservados para los mismos si los hubiere.

 

Habida cuenta del especial énfasis que parece mostrarse desde la Inspección de Trabajo y Seguridad Social, en el cumplimiento de determinadas obligaciones formales que hasta la fecha parecía obviar para centrarse exclusivamente en la comprobación del cumplimiento de la reserva del 2 % de puestos de trabajo para trabajadores con discapacidad, se antoja necesaria la realización a la mayor brevedad de la comunicación mencionada en el párrafo anterior, así como sus sucesivas reiteraciones anuales durante el primer trimestre de cada ejercicio, para cumplir con lo establecido en cuanto a las obligaciones derivadas de las políticas de integración laboral de personas con discapacidad.